Festival Internacional de Cine de Gijón (2018) FICX56

El Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX56) se presentó el pasado lunes 5 de noviembre, en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Gijón. Escoltados por las autoridades de la política cultural de la ciudad, el director del festival de cine de Gijón, Alejandro Díaz Castaño y su programador, Tito Rodríguez, fueron anunciando una a una, todas las secciones que componen el certamen y desvelando el grueso de la programación, de uno de los festivales de cine independiente más atractivos de España.

Del 16 al 24 de noviembre, los espectadores del FICX56 tendrán que darles muchas vueltas al programa para elegir entre las 251 sesiones (180 títulos) y los más de 100 encuentros con las directoras y directores que acudirán a Gijón para respaldar sus películas en el certamen. El festival contará con 30 entrenos mundiales, 3 première internacionales y 2 estrenos europeos.

Pesos pesados de la talla de Abbas Fadhel, Yorgos Lanthimos, Hong Sang-Soo, Radu Jude, o Malgorzata Szumowska, competirán en una de las secciones oficiales más potentes de los últimos años. El cine español estará presente por partida doble con las últimas películas de dos cineastas emergentes y genuinos como son Ramón LLuis Bande (Cantares de una revolución) y Gabriel Velazquez (Zaniki).

A continuación  os ofrecemos una breve reseña de todas las películas de la sección oficial, facilitada por la web del festival, y todos sus vídeos promocionales.

 Sección oficial:

Inauguración

La favorita (Yorgos Lanthimos, Reino Unido). La película inaugural del 56 FICX viene firmada por el más importante director griego de la actualidad. Con su personal estilo, Lanthimos firma una farsa histórica donde ahonda en su tradicional preocupación por los mecanismos de poder y cómo los ejercemos en relación con los que nos rodean. Aclamada en su estreno en el Festival de Venecia, donde consiguió el Gran Premio del Jurado y la Copa Volpi a la Mejor Actriz para su protagonista Olivia Colman, La favorita cuenta también con la rutilante presencia de Emma Stone y Rachel Weisz.

 

Alice T. (Radu Muntean, Rumanía).

El director rumano regresa a la competición del FICX, donde triunfó en 2010 con Martes, después de Navidad (Mejor Largometraje, Mejor Actor y Actriz). En su nueva película, presenta un impactante trabajo que se estrenó internacionalmente en Locarno, donde obtuvo el Premio a la Mejor Actriz para su protagonista, Andra Guti, que acompañará al director en Gijón/Xixón. La Alice del título es una adolescente que tiende a rebelarse contra la autoridad que ejerce sobre ella su madre adoptiva.

 

Cantares de una revolución (Ramón Lluís Bande, España).

El cine hecho en Asturias vuelve, tras 26 años de ausencia, a la Sección Oficial del FICX con el nuevo largometraje del realizador asturiano que, con la complicidad del músico Nacho Vegas, recorre algunos de los sucesos y escenarios más significativos de la insurrección de los obreros y campesinos asturianos en octubre de 1934: la toma de los cuarteles en Sama, la entrada de los Regulares en Oviedo, la destrucción de la Universidad, el asesinato de Aida De la Fuente o el discurso de Belarmino Tomás rindiendo la revolución. Estreno mundial.

 

Hotel by the River (Hong Sang-soo, Corea del Sur).

Un anciano poeta decide reunir a sus hijos en un hotel para anunciarles la proximidad de su muerte. Allí coincidirá con una joven (Kim Minhee, Premio a la Mejor Actriz del 55 FICX por En la playa sola de noche), que trata de superar su reciente ruptura sentimental junto a una amiga. Las enigmáticas estancias y el paisaje nevado serán lugar de confesiones, (re)encuentros y despedidas que permiten al cineasta coreano volver a los placenteros lugares recurrentes de su filmografía. Estreno en España de la nueva película de uno de los grandes realizadores de la actualidad tras su première en el Festival de Locarno, donde ganó el Premio al Mejor Actor.

 

I Do Not Care if We Go Down in History as Barbarians (Radu Jude, Rumanía).

El director rumano Radu Jude, uno de los nombres más destacados de la cinematografía de su país junto a nombres como Cristi Puiu o Radu Muntean, destapa el auge del antisemitismo y la posterior persecución que sufrieron los judíos rumanos durante el mandato del Mariscal Antonescu, coincidiendo con la II Guerra Mundial. Con su película, una ficción rebosante de mordacidad, interpela directamente al espectador de hoy. Premio a la Mejor Película en el Festival de Karlovy Vary.

 

La prière (Cédric Kahn, Francia). Casi nada sabemos del protagonista de esta película, Thomas (un extraordinario Anthony Bajon, Oso de Plata al Mejor Actor en Berlín), quien huye de una historia de desamparo refugiado en la heroína parecida a la de miles de otros jóvenes hasta que llega a un centro de rehabilitación católico a los pies de los Alpes. Haciendo uso de una escueta concreción, con un equilibrio y una delicadeza que desbordan el realismo, Kahn relata la recomposición de una personalidad aparentemente destruida.

 

Les confins du monde (Guillaume Nicloux, Francia). El francés Nicloux, uno de los narradores más sólidos del cine contemporáneo, retoma la visión minimalista de los conflictos bélicos, siguiendo la senda trazada por películas como Sangre en Indochina (Pierre Schoendoerffer, 1965), consiguiendo crear un universo fascinante dotado de atmósfera fantasmagórica y onírica, junto a un realismo físico de gran crudeza. Les confins du monde está protagonizada por un asombroso Gaspard Ulliel. La nueva cinta del realizador francés llega a Gijón tras su paso por la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes.

 

Madeline’s Madeline (Josephine Decker, Estados Unidos).

Tras un gran recibimiento por parte de crítica y público en su estreno en el Festival de Sundance, la película de Decker ha sido, sin duda, una de las revelaciones del cine independiente de EE.UU. de la temporada. Un viaje al interior de la mente de su actriz principal (una excelente Helena Howard), acosada por los impulsos escondidos de una sociedad hostil. Caos, confusión y furia creativa convertidos, bajo la batuta de la realizadora americana, en pura armonía. Premiada en festivales como Montclair, Sarasota o Dallas, Madeline’s Madeline cuenta además con tres nominaciones para los Gotham Awards, incluyendo la de Mejor Película.

 

Mug (Malgorzata Szumowska, Polonia).

Gran Premio del Jurado de la Berlinale 2018, la nueva película de la realizadora polaca profundiza en las miserias y contradicciones de la sociedad polaca desde una perspectiva que transita con habilidad entre lo trágico y lo cómico, al retratar el salto a la fama de un hombre cuyo rostro se desfigura tras un accidente laboral. La precisión narrativa, integrada con el fabuloso montaje, y las arriesgadas composiciones en las que la directora demuestra su dominio del lenguaje cinematográfico, son los puntos fuertes de una cinta con la que Szumowska vuelve a ser candidata a los Premios de la Academia de Cine Europeo.

 

One Day (Zsófia Szilágyi, Hungría).

La directora húngara obtuvo el Premio FIPRESCI de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes siguiendo muy de cerca a su protagonista –espectacular Zsófia Szamosi–, logrando así una sensación de intimidad que se alza como el principal valor de esta realista ópera prima. Mientras One Day se despliega ante nuestros ojos, no podemos sino acompañar a Anna en su día a día hasta alcanzar una conclusión tan desoladora como poética.

 

Support the Girls (Andrew Bujalski, Estados Unidos).

En Computer Chess, Andrew Bujalski seguía el desarrollo de un juego de ajedrez entre humanos y computadoras, retratando además las idiosincrasias de la comunidad protagonista de su cinta. Un estilo que repite en Support the Girls, usando esta vez como marco un bar sureño de emisiones deportivas, para mostrar en la pantalla la fragilidad de la sociedad patriarcal. Estrenada mundialmente en el Festival South by Southwest de Austin.

 

Tarde para morir joven (Dominga Sotomayor, Chile).

Seis años después de su debut con De jueves a domingo (ganadora del Tiger del Festival de Rotterdam), la cineasta chilena Dominga Sotomayor vuelve a observar el mundo a través de la mirada y los afectos de los más jóvenes. Sobre todo de Sofía (formidable Demian Hernández), a las puertas de la vida adulta pero aún relegada a la niñez, un poco como la comunidad que busca una vida alternativa y ecológica en un Chile recién saliendo de la dictadura. Premio a la Mejor Dirección en el Festival de Locarno 2018.

 

La profesora de parvulario (Sara Colangelo, Estados Unidos).

Presentada en el Festival de Sundance 2018, donde obtuvo el Premio a la Mejor Dirección, la película de Colangelo reescribe, con caligrafía norteamericana y protagonismo de Maggie Gyllenhaal y Gael García Bernal, la obsesión por el éxito y la búsqueda de la realización propia a través de los demás. También la ausencia de horizontes vitales en la clase media estadounidense, que otorgan cuerpo a una historia que esconde enormes cargas de turbia profundidad bajo la aparente calma de su superficie.

 

The Load (Ognjen Glavonic, Serbia).

Road movie ambientada en las peligrosas carreteras que unían Kosovo con Serbia durante la Guerra que enfrentó a ambos territorios, cuando los Balcanes vivían bajo la amenaza constante, de los bombardeos de la ONU. Glavonic firma un thriller tenso y de gran carga ambiental, con un protagonista en busca de la supervivencia, alejado ya del idealismo y los sentimientos, sometido a una carga que, como un castigo, marca a todos aquellos que le rodean y sobre todo a él mismo. Presentada mundialmente en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes 2018, y premiada en Haifa y Sarajevo.

 

Wildlife (Paul Dano, Estados Unidos).

La ópera prima del actor estadounidense Paul Dano sorprendió a los espectadores de Sundance y Cannes gracias a esta historia, basada en la novela homónima de Richard Ford, donde se analiza la crisis de la familia tradicional en la Norteamérica de los sesenta. El centro del relato viene dado por el punto de vista de un adolescente que observa, desde una terrorífica proximidad, cómo los nexos relacionales que han conformado su vida hasta ese momento, se van destruyendo tras la pérdida de empleo de su padre, que se marcha a combatir los incendios que asolan el país. Protagonizada por Jake Gyllenhaal y Carey Mulligan.

 

 

Yara (Abbas Fahdel, Líbano). Con enormes pulcritud y respeto, el cineasta iraquí introduce la ficción en una localización documental a través de una joven encerrada en un hermoso valle al norte de Líbano. Un lugar armónico y paradisíaco cuyos muros son cientos de árboles que parecen separarla del futuro que anhela. Fahdel consigue lo pocas veces visto: acercarse a los personajes lo suficiente como para apreciar la vulnerabilidad que trae consigo el deseo por el otro, sin que la cámara se inmiscuya en la timidez del primer amor. Estreno en España de una de las favoritas de la crítica y el público del Festival de Locarno 2018, firmada por el director de la imprescindible Homeland (Iraq Year Zero).

 

Zaniki (Gabriel Velázquez, España). Esta película es un film mutante, una obra de carácter casi atemporal que, aunque situada en los campos de Salamanca, podría ocurrir en otros lugares, porque habla de procesos que se repiten a través de la historia y en todo el mundo. Procesos como la supervivencia de las tradiciones, la conexión con la naturaleza o los conflictos entre el mundo rural y el urbano, todo con el fondo sonoro del Grupo Mayalde sonorizando sus imágenes. Gabriel Velázquez, habitual de festivales como Berlín, Rotterdam o San Sebastián, vuelve a Gijón tras ganar una Mención Especial en 2011 por Iceberg.

 

SECCIÓN OFICIAL FUERA DE CONCURSO

Grass (Hong Sang-soo, Corea del Sur).

Parece un lugar común regresar al soju, ese aguardiente de arroz cuando se habla del cineasta surcoreano Hong Sang-soo, secundario habitual en sus largometrajes, pero el papel en Grass de este alcohol de sabor dulzón es rotundo, casi definitivo. Tal vez porque la cinta sucede entre una cafetería y un restaurante, tal vez porque se brinda por la belleza del presente, incluso cuando la muerte acecha. Con esta película, suyo estreno mundial tuvo lugar en la Berlinale, el maestro Sang-soo hará doblete en el 56 FICX.

 

Train de vies ou les voyages d’Angèlique (Paul Vecchiali, Francia).

Rodada al mismo tiempo y con el mismo equipo que Les Sept Déserteurs ou la guerre en vrac (presentada en la Sección Oficial del 55 FICX), Paul Vecchiali perfila un retrato de la mujer como ser erótico sin necesidad de mostrar ni una sola escena de sexo. El veterano cineasta de culto recurre al escenario más cinematográfico posible, un tren en marcha, para articular este viaje hablado por las edades del amor de su protagonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *