Ha vuelto (Er ist wieder da) Alemania (2015) David Wnendt

David Wnendt

Noviembre de 2014: estás de vacaciones en Berlín. Después de una larga caminata por la enorme avenida Unten der Linder, la puerta de Brandemburgo se levanta ante ti, monumental e imponente. Cientos de personas buscan el mejor ángulo para capturar con sus cámaras un trozo de historia de esta vieja Europa. A la mente te vienen las imágenes repetidas una y cien veces en documentales y películas, donde la famosa puerta de entrada a Berlín, se convertía en símbolo y emblema de la fuerza del nazismo. Quién no ha visto alguna vez las siniestras imágenes de la multitudinaria “Marcha de las antorchas” en enero de 1933, improvisada por Goebbels para celebrar la victoria de Hitler.

   Músicos callejeros, mimos, y vendedores de recuerdos, intentan reclamar la atención de los turistas. Un pequeño tumultomarcha de las antorchas se forma en torno a uno de ellos, te acercas para contemplar su espectáculo. Lo que ves, te deja sin palabras: un hombre vestido de oficial nazi, intenta abrirse paso entre la gente: parece aturdido, su abrigo militar está sucio, desgarrado por una de las hombreras, lleva restos de tierra en toda su ropa. Te haces sitio en el momento en el que el hombre se gira ante ti: es la viva imagen de Hitler. Si no fuera por su gran corpulencia y su alta estatura, pensarías que es un clon del mismísimo Führer. Después de unos instantes de desconcierto, levantas la cámara y disparas.

   Esta situación tan onírica cómo surrealista, la vivieron con una mezcla de estupor y sorpresa, cientos de personas anónimas que en un día de otoño visitaban la famosa Puerta de Brandemburgo. Lo que no sabían era que todo formaba parte del rodaje de la película “Ha vuelto”, del director alemán David Wnendt. Filmada en clave de falso documental, Wnemdt quería registrar la reacción espontánea de la gente ante un hecho tan inverosímil como encontrarse en pleno siglo XXI, con el dictador más abyecto y sanguinario de la reciente historia europea.

   Pero será mejor que nos pongamos en antecedentes, rebobinemos unos instantes la proyección, y comencemos por donde se tiene que comenzar, por el principio.

 despertar  Hitler se despierta tumbado en la hierba de un jardín público donde antiguamente estaba ubicada la Cancillería del tercer Reich. Aunque han pasado 69 años desde su muerte, el 30 de abril de 1945, el dictador ha conseguido enigmáticamente, cuan Ave Fénix, renacer de sus propias cenizas. Recordemos que tras su suicidio y el de su esposa, Eva Braun, sus cuerpos fueron quemados para evitar la vergüenza de ser localizados y exhibidos por los aliados, que ya amenazan con traspasar las puertas de Berlín.

   Concebida en una clave inicial de comedia, Hitler deambula estupefacto por un Berlín transformado, y para él, futurista. Se detiene en un puesto de prensa y comprueba, para aumentar su desconcierto, la fecha de los diarios: 23 de Octubre de 2014. Tomándolo por un loco, el dueño del kiosco se compadece de él y le deja dormir en el interior del minúsculo local.

  selfi 1Un apocado e inocente reportero de TV, descubre casualmente en el fondo de una de sus chapuceras grabaciones de vídeo al estrafalario Hitler. No tarda en localizarle y convencerle de que puede convertirle en una estrella de la televisión: entre ellos se establece un vínculo tan hilarante como delirante. La comedia se desarrolla con situaciones divertidas, con gags bien construidos, algunos realmente buenos. A medida que avanza la cinta, una crítica ácida comienza a delinearse en el cuerpo aparentemente inocente de comedia: Hitler se convierte en una estrella mediática, las audiencias del programa que construyen a su medida se disparan, y las redes sociales arden de entusiasmo ante el retorno del viejo encantador de serpientes. neonazisEl dictador sale a la calle y habla con la gente, se preocupa por sus problemas: la crisis devastadora, la perdida de identidad nacional, la oleada de emigrantes y la amenaza del yihadismo, están en el centro de sus críticas. Utilizando el recurso del falso documental, el director grava encuentros reales del actor caracterizado de Hitler  (inmenso Oliver Masucci)  con la gente: la experiencia deja constancia de una realidad preocupante. En las entrevistas promocionales de la película Masucci, repetía su sorpresa y preocupación derivada de sus encuentros reales con la gente: -“De las decenas de personas que interactuaron conmigo, sólo dos mostraron una actitud realmente negativa. Un ciudadano de un barrio popular de votantes izquierdistas en Berlín, se acercó corriendo y me saludó quitándose el sombrero. Otros muchos me saludaron con el saludo nazi o se hicieron selfies conmigo. Incluso muchas personas me confesaron su disgusto por los inmigrantes y se mostraron felices de mi vuelta. Una mujer llegó a confesarme que me amaba y me pidió un abrazo.”-.coche

   El director alemán David Wnendt, ya había tocado el tema del resurgimiento del nazismo en su primera película Kriegerin (2011), donde una pandilla de niñatos neonazis se dedican a dar palizas a los emigrantes. El éxito de crítica y público que cosechó en su debut, llevaron a la productora encargada del proyecto, a elegirle para adaptar y dirigir la novela de Timur Vermes, también con el mismo título, que convulsionó a la sociedad alemana y se convirtió en un éxito rotundo de ventas.

   Wnendt reconoció que el principal objetivo de la película era hacer reír al espectador, pero debe de ser ese tipo de risa que en un momento determinado te coge por la garganta, te sacude y terminas preguntándote de que te estás riendo: “Los alemanes deben ser capaces de reírse de Hitler, en lugar de verlo como monstruo, porque esto los libera de la responsabilidad de sus actos y desvía la atención de su culpabilidad por el Holocausto“.internet

   “Ha vuelto” se convierte por derecho propio en una película necesaria en estos tiempos inquietantes en los que se ve inmersa Europa. El auge de los partidos ultraderechistas en países como; Hungría, Croacia, Polonia, Alemania y Francia; nos pone los pelos de punta. Corrupción política, bancaria, empresarial, papeles de Panamá, precariedad laboral, desempleo irreconducible, refugiados de guerras expulsados y denigrados como apestados, agresiones a emigrantes, incendios provocados en residencias de exilados de guerra, ante el aplauso y la vergonzosa estulticia de unos ciudadanos que no dudarían ni un solo segundo en votar a este Hitler resucitado.puño en alto

   Mientras escribo esta reseña, ACNUR informa de un gran naufragio que tuvo lugar en el mar Mediterráneo y en el que murieron cerca de 500 personas. La misma fuente calcula en cerca de 3.700 personas ahogadas sólo en el último año. Los pobres, eligieron mal el  momento, nuestros líderes europeos están muy ocupados cambiando sus papeles de Panamá por alguna isla sin fiscalidad, que no aparezca en el mapa. ¡Mierda para ellos! (con perdón).

 

Un comentario

  1. Romina Poblete Parga

    buen articulo muy acertado !recomendable! aunque como sudaca cuesta un poko entender x lo k pasan …cesantia en europa 0.o !ufff! que queda pra latinoamerica !no virar a la derecha! tengo libre abeldrio ! yeah!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *